`

miércoles, 6 de enero de 2016

PODEMOS TORRENT LAMENTA EL CIERRE DEL POLIDEPORTIVO DE LA COTXERA PERO CRITICA EL MODELO DE GESTIÓN PRIVADA

“Es una crisis anunciada y que tiene que ver con el modelo de privatizaciones encubiertas fomentado desde el bipartidismo”, señalan desde el Consejo Ciudadano.

PODEMOS TORRENT se manifiesta sobre el cierre del polideportivo de La Cotxera asegurando que “nunca es buena noticia que trabajadores y trabajadoras reciban un regalo de Reyes en forma de posible carta de despido”, lamentan, “pero es una crisis anunciada y que tiene que ver con el modelo de privatizaciones encubiertas fomentado desde el bipartidismo”.



El Consejo Ciudadano Municipal de la formación morada resalta que “no es casualidad que los problemas rodeen este tipo de servicios que pasaron de ser totalmente municipales a gestionarse desde empresas privadas”, y recuerdan el caso paralelo de otro gran complejo deportivo de Torrent, el del Parc Central. “En ambos casos las privatizaciones de la gestión se llevaron a cabo durante el anterior gobierno del PSOE de  Jesús Ros y a la misma empresa, Gaia, que acabó abandonando el Polideportivo de La Cotxera y siendo ampliamente cuestionada en el Parc Central”.

Fuentes del partido de Pablo Iglesias cuestionan ya no solo las situaciones concretas de ambos servicios, sino el modelo en sí de fondo, que ha demostrado ser muy lesivo para los intereses de la ciudadanía. “Entendemos estos casos como privatizaciones encubiertas de medios públicos que, en aras de una presunta mejora de la “gestión”, acaban ocasionando gastos desorbitados tanto previstos como imprevistos y de casi imposible revocabilidad a causa de contratos draconianos blindados por décadas”, comentan desde PODEMOS TORRENT, “además  criticamos también la actitud del Partido Popular, cuya única aportación a este modelo es la de preferir unas empresas frente a otras o la de conducir al Consistorio a una vergüenza añadida de una torpe imputación en el caso del Parc Central”.

El Consejo ha asegurado que “quienes sí cuentan con nuestro apoyo incondicional son los grandes perjudicados y perjudicadas de este despropósito: la ciudadanía que hacía uso de las instalaciones y, sobre todo, los trabajadores y trabajadoras, que pueden recibir, tras dos meses sin cobrar su nómina, el peor de los regalos de Reyes posible. Emplazamos al actual Gobierno del PSOE a aprovechar la ocasión de recuperar para Torrent unas instalaciones que nunca debieron dejar de ser totalmente municipales, siempre que el modelo contractual que el propio Jesús Ros impulsó y que el Partido Popular continuó lo permita sin gastos desorbitados”, concluye.