`

martes, 22 de marzo de 2016

Valéncia en Comú apoya la visibilidad trans

La plataforma municipalista se suma a la concentración de reivindicación de la visibilidad trans prevista para el próximo 22 de marzo

València en Comú (VALC) ha hecho público su apoyo a la reivindicación de la visibilidad trans que, en Valencia, se plasmará el próximo 22 de marzo en un concentración  que tendrá lugar a las siete de la tarde en la Plaza del Mercado. La concentración, a la que se sumará VALC, ha sido organizada por el Col.lectiu Lambda, Fundación Daniela y Chrusallis. València en Comú recuerda que fue el pasado 15 de marzo cuando se celebró el Día de la Visibilidad Trans, una fecha elegida por el movimiento LGTBI para conmemorar el aniversario de la Ley de Identidad de Género, aprobada en España en 2007

La Ley de Identidad de Género de 2007, a juicio de la plataforma municipalista, “fue fruto de la lucha incansable de las activistas trans y los colectivos LGTBI que posibilitó lograr el inicio del reconocimiento de los derechos de las personas trans en España”.
VALC considera que “las personas transexuales, dentro de su diversidad como colectivo, siguen sin ver reconocidos todos sus derechos, están invisibilizadas en muchos ámbitos de la sociedad y sufren una gran diversidad de violencias tanto físicas como sociales y administrativas”. En este sentido, opina València en Comú, “la ley aprobada hace nueve años fue un paso adelante para este colectivo, pero es incompleta para que las personas transexuales consigan vivir una vida digna y con plenos derechos”.

La plataforma municipalista señala además que “las personas trans siguen patologizadas, puesto que requieren de un informe que les diagnostique ‘disforia de género’ para que puedan acogerse a la ley. Esta injusticia hace necesaria una modificación de esta ley para lograr una normativa integral que reconozca a las personas trans como sujetos con plenos derechos para decidir sobre su cuerpo y su propia vida. Por eso, desde el movimiento LGTBI se exige una ley integral de transexualidad estatal que acabe con la discriminación histórica que viven las personas trans”.
València en Comú exige por su parte que “la transexualidad deje de ser considerada un trastorno mental puesto que la enfermedad no es la transexualidad sino la transfobia. Las personas trans no viven en cuerpos equivocados sino en una sociedad patriarcal y sexista que estigmatiza a todas aquellas personas que ponen en jaque los roles de género impuestos, unos roles de género que perpetúan un sistema binarista que supone una violencia al desarrollo integral de las personas, impidiendo que vivan su vida como ellas deciden”.
VALC subraya que “en el 2007, las personas trans, con su fuerza y lucha, pusieron la realidad trans en el mapa político, pero la deuda histórica con este colectivo continúa sin ser saldada. Por ello, apoyamos la necesaria elaboración de una ley integral que posibilite que el colectivo trans viva una vida digna con todos sus derechos reconocidos como ciudadanas de primera porque, sin políticas de igualdad para toda la sociedad, no es posible que construyamos una democracia real. Consideramos que la visibilidad trans es un paso necesario para lograr una sociedad democrática e igualitaria”.