`

martes, 12 de abril de 2016

Paterna busca soluciones para la finca amarilla

El pasado viernes día 8, se reunieron en el Ayuntamiento de Paterna representantes de los grupos políticos, asociaciones de vecinos y residentes de la denominada finca amarilla, para tratar la problemática de la misma. 

Con ellos estuvo la secretaria general de PODEMOS en Paterna y concejala en el Ayuntamiento, Beatriz Serrano Nieto, para escuchar las alegaciones de estos vecinos y tratar de encontrar soluciones a sus múltiples problemas con la finca.

La finca, compuesta de 40 viviendas, no reúne los requisitos mínimos de habitabilidad: sin ascensor, sin luz en rellanos y escaleras por robo de cables, con los espacios comunes deteriorados y la fachada con desconchados y riesgo de desprendimientos. Además se sospecha que sufre de aluminosis en la estructura.

Si el estado de la finca roza la ruina, de sus 40 viviendas, una tercera parte de la mismas está en propiedad de los bancos, tres en propiedad del Ayuntamiento, otras tres están vacías o en proceso de desalojo por ocupación ilegal, otra tercera parte está habitada por sus propietarios y el resto han sido ocupadas al ser abandonadas por sus habitantes, haciendo que la convivencia interna no sea precisamente algo fácil de llevar.

Tras la reunión, el Ayuntamiento de Paterna se ha comprometido a costear un informe sobre habitabilidad de la finca para determinar su futuro, ante la falta de recursos de los vecinos, así como a estudiar las diferentes vías de financiación y subvenciones para llevar a cabo las soluciones necesarias para el acondicionamiento de la finca y mejora de la convivencia interna.

Entre las vías de financiación, se contempló la posibilidad de que se puedan obtener fondos FEDER para la mejora de la finca. No se contempla una intervención por parte de la Consellería, por no ser Santa Rita un barrio de acción preferente, como si lo es el barrio de La Coma.

Los vecinos, ya tuvieron una reunión hace un año con la anterior alcaldesa del Partido Popular, Elena Martínez, en la que se les prometió dotación económica por parte del equipo de gobierno para realizar los arreglos necesarios, pero que hasta el día de hoy no se ha cumplido.

Los vecinos de la Finca Amarilla esperan que los nuevos responsables municipales les den soluciones para la rehabilitación y alejar el fantasma del posible derribo y pérdida de sus viviendas.