`

viernes, 20 de mayo de 2016

València en Comú reitera su exigencia de cierre del CIE de Zapadores

Roberto Jaramillo, concejal de VALC, califica de “muy fuerte” lo que ha visto en el CIE después de una visita realizada esa mañana junto al alcalde y otros miembros del equipo municipal de gobierno

València en Comú (VALC), a través del concejal de Cooperación al Desarrollo y Migración, Roberto Jaramillo, ha entrado esta mañana, por primera vez, en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores. Jaramillo ha realizado la visita junto al alcalde, Joan Ribó,  y las concejalas Isabel Lozano y Maite Girau, responsable de Igualdad, Políticas Inclusivas e Inserción Sociolaboral la primera y de Sanidad, Salud y Deportes la segunda, además de con dos representantes de CIES NO, que agrupa a una treintena de organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Los visitantes han recorrido las instalaciones del Centro durante una hora y cuarto para conocer las condiciones de las dependencias y también las condiciones de internamiento de las personas extranjeras recluidas.
Al término de la visita, Roberto Jaramillo ha declarado que “nadie que haya visto lo que hemos visto hoy puede apoyar la existencia de los centros de internamiento. Hay que dejar muy claro que, aquí, hay personas que no han cometido delito alguno, incluso algunas de ellas no van a ser deportadas, y no hay ningún motivo para que se prive a todas estas personas de sus derechos, en algunos caso hasta un periodo de sesenta días”. El concejal de VALC  ha asegurado que “la experiencia ha sido muy dura, lo que hemos visto ha sido bastante fuerte”.
Hay que subrayar que València en Comú ha exigido de forma reiterada el cierre de  los centros de internamiento de extranjeros al considerarlos “una muestra de que existe todo un aparato institucional represor y racista que conculca los derechos de las personas migrantes” y  “una auténtica cárcel para personas que no han cometido ningún delito y a las que se les ha arrebatado la esperanza, un escenario en el que los derechos  humanos más elementales brillan por su ausencia”.
Por otro lado, hay que recordar que el Ayuntamiento acordó el año pasado instar al gobierno central a cerrar todos los centros de internamiento de extranjeros. También acordó emprender acciones legales después de que no se permitiera la entrada en el CIE de Zapadores de los servicios de inspección municipales.
“Al día de hoy, todo sigue como estaba”, apuntan algunas personas que han visitado el Centro esta mañana