`

martes, 31 de enero de 2017

Del creador de “aquellos hilos de plastilina” llega “va a bajar la luz porque va a llover”.

Con estas dos frases se pueden resumir las estrambóticas declaraciones de nuestro Presidente Mariano Rajoy, quien cuando algún periodista se salta el guion preestablecido y le pregunta sobre algún tema que no se ha preparado, pasa lo que pasa. También es cierto que no siempre necesita de la ayuda de los periodistas, ya que él solito se basta y se sobra, pudiendo resultar hasta gracioso, campechano y cercano. Pero no olvidemos que está jugando con la esperanza de mucha gente de este país que no puede pagar la luz, la vivienda, o simplemente no le alcanza para comer; y él lo despacha con un “va a llover”.

Hilillos de plastelina

A todos nos sonará este comentario realizado ante el mayor desastre ecológico producido en nuestro país. Ocurrió el 13 de noviembre de 2002, cuando el buque petrolero “Prestige”,  cargado con 67.000 toneladas de fuel, empezó a romperse cerca de las costas gallegas. El entonces Vicepresidente del Gobierno Mariano Rajoy, definió el vertido de fuel como “pequeños hilillos solidificados con aspecto de plastilina”. Más tarde, después de que el vertido llegara a las costas gallegas, Rajoy declaraba: “No es en ningún caso una marea negra, se trata solo de manchas muy localizadas”. Todos conocemos las consecuencias que tuvo aquel accidente, la cantidad de fuel que se tuvo que recoger de las costas gallegas, y habrá gente que pensará si hubo alguna consecuencia para el gobierno, incluido el actual presidente. Pues no sólo no se admitió responsabilidad alguna, sino que le premiaron con la presidencia; con el añadido de que con el tiempo hasta resulta gracioso lo de los hilillos. Así somos en este país, y nuestro Presidente así de cercano para con los problemas ajenos.

El primo de Rajoy

En octubre de 2007, en un Congreso Nacional de la Empresa Familiar, Rajoy restaba importancia al cambio climático con estas declaraciones: “Yo sé poco de este asunto, pero mi primo supongo que sabrá”. Y entonces dijo: “He traído aquí a diez de los importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que hará mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?”. Ahí queda eso, como si lo hubiera dicho una persona cualquiera tomando café con los amigos, así de próximo es nuestro presidente. Miles de ecologistas dejándose la piel en poner remedio a un problema tan importante como el cambio climático, y el mundo que vamos a dejar a nuestros hijos, y él hablando de su primo como si no existiera tal problema.

Rajoy versus Alsina

Con este tema podríamos hacer un especial. Tratándose Alsina de un periodista que podría considerarse cercano a sus tesis, Rajoy se explaya y se deja llevar.

En septiembre de 2015, en pleno ambiente plebiscitario en Cataluña, Carlos Alsina, periodista de Onda Cero, le espetó si en el hipotético caso de que Cataluña se independizara, sus ciudadanos perderían la nacionalidad española. Recordemos que en ese tiempo muchos lumbreras, sobretodo de la bancada del PP, aunque algún socialista también se apuntaba, lanzaban el mensaje a los catalanes, de que si se independizaban perderían la nacionalidad española. Bien pues Rajoy contestó: “¡Ah!, no lo sé. ¿Por qué no la perderían? Y la europea, ¿tampoco?”. Entonces el periodista se refirió a lo que dice la ley al respecto, “todo ciudadano español residente en el extranjero conservará su nacionalidad si ésa es su voluntad”. Bueno esto puede sonar cómico, pero no lo es, es un tema muy grave. Que un presidente amenace a parte de su población, de que si se independizan pierden la nacionalidad cuando ni siquiera es así, y lo más grave de todo es que lo desconoce.

En la entrevista que de nuevo le hizo Carlos Alsina el otro día, todo el país estaba pendiente de qué “joya” iba a lanzar Rajoy esta vez, y no defraudó.

Cuando le preguntó por el juicio del caso Gürtel que se celebra en la Audiencia Nacional, le respondió con un “no estoy en este tema”, “no es mi prioridad absoluta”, “después de ocho años es bueno que haya juicio y que dejemos independencia y libertad a los tribunales, para que hagan lo que consideren justo”. Llegado a este punto de desvergüenza, a Alsina no le quedó más remedio que recordarle que el abogado del PP pidió la nulidad del caso Gürtel, a lo que nuestro simpático presidente le contestó: “Me ha sorprendido francamente usted, francamente no estoy en este tema… no lo sabía”. Al periodista, sin salir de su asombro, no le quedó más remedio que preguntarle, sin acritud: “Entonces, ¿el abogado ha ido por libre? A lo que nuestro ilustre espontáneo presidente, respondió: “No creo”. Y como sabe que en tres días la gente se quedara con la anécdota, pues a funcionar.

Ya para acabar y volviendo al título del artículo, en plena subida de la luz, con miles de familias con cortes de energía, la gran coalición llegando a un pacto in extremis de no cortar la luz a familias vulnerables cuando el invierno acabe,… y gracias, entre otras cuestiones, a la chapuza del gobierno, llega el presidente, y asegura a Alsina que no hay que aprobar ninguna medida urgente porque “han anunciado que va a llover y eso va a dar lugar a una bajada”. Así que ríanse de los técnicos que trabajan para buscar soluciones, porque a la próxima ya saben, Rajoy tiene claro.


Jose Vico