`

martes, 21 de febrero de 2017

Caciquismo de viejos tiempos en l’Alfàs.

“¿Hemos vuelto a la dictadura?”, se preguntan los vecinos al observar la placa que reserva una plaza de aparcamiento para el cura de la parroquia de San José en la renovada Plaça Jaime I en l’Alfàs del Pi.  Y efectivamente, al lado de las plazas reservadas para personas con discapacidad encontramos la señal que parece haber salido de “La escopeta Nacional” de  Berlanga.

El próximo viernes el partido instrumental de Podemos llevará el asunto, objeto de críticas y comentarios que no esconden la indignación que ha provocado, al pleno ordinario del mes de febrero.  Insisten desde el partido expresar de antemano su “respeto máximo” a la fe y a las creencias de los demás.  “Pero aquí no se trata de fe, se trata de privilegios”.

En el partido instrumental de Podemos se preguntan sobre la motivación del Gobierno local del PSOE, partido que se quiere perfilar como progresista y de izquierdas, y no entienden el porqué de estos privilegios.  Comprenden y comparten  la indignación de muchos vecinos ante una nueva muestra de caciquismo que refleja este tipo de acciones.  “El Gobierno local del PSOE ya subvenciona la parroquia de San José y Espíritu Santo con 8.000 euros anuales.  Una iglesia que no paga impuestos, lo que es un agravio comparativo para los vecinos que sí los pagan”, señalan desde Podemos.   Los concejales del partido morado en l’Alfàs pedirán en el próximo pleno que se retire esta plaza reservada para el cura y se sustituya por otra más para personas con discapacidad.