`

viernes, 17 de marzo de 2017

Carta abierta a Antonio Montiel, Por alusiones desde “La Puta Base”

Hoy desayunaba con una entrevista a tu persona en un medio de comunicación. Intrigado por saber tu opinión a unas preguntas que seguro que irían dirigidas hacia nuestra próxima Asamblea Autonómica Valenciana, me he puesto a leerla atentamente y no he podido dejar de indignarme hasta el punto del enfado cuando veo textualmente esta pregunta y tu respuesta:

“-Pero hay un grupo de críticos en Podemos que lo que se cuestionan ahora mismo, con un cónclave autonómico próximo, es el rumbo que ha llevado el partido con una persona al frente que es usted. ¿El problema es el quién?

-No, el problema es que el rumbo del partido ha dependido de casi 30 personas. Entonces habría que preguntarse dónde estaban los que ahora critican. A lo mejor podríamos ver si cada uno ha estado a la altura de sus responsabilidades. Creo que los que no han fallado nunca son los de la puta base. Yo me he cansado de pedir aportaciones. Al final todas las proposiciones de ley que hemos presentado, que llevamos si no me equivoco una docena, las hemos redactado entre tres personas. El documento sobre las comarcas, lo redacté yo. Tuve que pasar tres veces por el Consejo Ciudadano Valenciano hasta que se aprobó. La gestora de Alicante la levanté yo con un grupo de activistas de Alicante. Y los que nunca han fallado, repito, son los de la puta base. Esa gente anónima que se ha dejado muchas horas y esfuerzo en sacar adelante el proyecto. Ahora simplemente apelar a esa crítica personalizada cuando la dirección ha sido colegiada... Hacer política contra alguien o convertirlo en el centro de la crítica es muy fácil. Construir un proyecto político es mucho más complicado. Se trata de demostrar con el aval de los hechos y la práctica de cada día que se es capaz de gestionar un proyecto en una situación compleja. Es más importante en este momento sumar para crecer y construir, que simplemente pasar lista entre aquellos que son tus adversarios sin haberte preguntado nunca qué piensas.”

Como ex-miembro de la antigua organización que te encargaste de suprimir, justo cuando llegaban las aportaciones económicas en la forma que dicta la vieja política, buscando que fuera antes del mes de agosto para que las vacaciones acallaran “el ruido”, no puedo dejar de alzar la voz ante lo que claramente es una alusión a la irresponsabilidad del equipo de la SOEC.

Un equipo que sostuvo durante casi dos años la organización de partido del cual tú eres el máximo responsable, con gente de “La puta base” con su tiempo, esfuerzo y dinero. Al cual utilizabais sólo como canal de comunicación para que enviáramos los carteles de vuestros actos para promocionaros.

Un equipo que os reclamaba colaboración una y otra vez (y me remito al informe que te entregué de manera personal cuando acudiste a la reunión de la coordinadora de Horta Nord en Rafelbunyol, donde de manera amistosa te pedía que, antes de acudir a los sitios, hablaseis con nosotros para no ir a ciegas). Un equipo que os pasaba informes de municipios en conflicto, en los cuales os pedíamos que no dierais soporte público a ciertas personas para no agrandar el problema y, al día siguiente, veíamos a esas personas de ponentes en un acto de Podemos o en una foto, ya no solo contigo, sino también con Iñigo Errejón.

El documento de las comarcas nos lo enviaste al equipo por si queríamos enmendarlo, jamás nos pediste que lo redactásemos, cosa que hubiéramos hecho en colaboración con las comarcales existentes y los Círculos, pero tú lo impusiste y solo cabían enmiendas. O cómo se creó la Gestora de Alicante, ignorando por completo a la SOEC, sin tener en cuenta opinión alguna de la gente del equipo de aquella zona.

Nos ninguneasteis a todas esas personas que formamos un equipo con la ilusión de trabajar para nuestros compañeros, construyendo una estructura dentro de la comunidad. ¿Y ahora te atreves a hacerte el niño pobre que han dejado solo?

¿Sabes a quién dejaste solo? a mí. Cambié todos mis proyectos de vida por algo que, para mí, era histórico y único en la vida. El equipo de la SOEC se convirtió en mi soporte humano y la ilusión de un nuevo Podemos cuando entró Echenique en la SOE, lo que me hacía levantarme cada día. Rompiste todo eso unilateralmente, sin dar siquiera un aviso al equipo, sin dar después unas explicaciones, y me quitaste de golpe lo que, para mí, era mi vida en esos momentos.

¿Te acuerdas del día en que nos conocimos en Requena? ¿en esas primeras primarias autonómicas? La casualidad hizo que, cenando, nos sentáramos en frente uno del otro y en un momento en el que me enfrentaba a la decisión de darlo todo por mis estudios que acababa de empezar o por un proyecto que podía cambiar el mundo, te di “la chapa” con el tema, casi más a modo de desahogo que buscando una respuesta por tu parte.

Sin embargo, cuando salimos, me pusiste la mano en el hombro y me dijiste “Créeme que esto merece la pena”. No voy a echar mano a decir que, por ti, abandoné mis estudios para dedicarme en cuerpo y alma a Podemos, porque fueron otros muchos los factores, pero sí que esas palabras, dichas por una persona vinculada a la política y la enseñanza, tuvieron mucho peso.

Es más que obvio que penas tengo para regalar, pero los merecimientos tú al menos no fuiste capaz de darlos a un equipo que lo dio todo, muchos como yo, en autonómico, en su comarca y en su municipio, porque así lo decidimos sin pedir jamás nada que no fuera colaboración a la directiva y a los compañeros y compañeras. 

Aquel día en Requena te cogí un gran aprecio, aprecio que has podido comprobar cada vez que nos hemos visto, incluso la última vez después de haberte cargado el trabajo de casi dos años en autonómico y quiero que sepas que separo al político de la persona y, como persona, te quiero hablar ahora después del desahogo emocional.

Has errado Antonio, has errado pensando que tú eras el responsable de hacer Podemos en nuestra tierra. Si hubieras siquiera participado en la creación de un Círculo, lo entenderías. Hay gente que no sólo ha participado en la creación de un Círculo, sino de su CCM, de su CUP, de su comarcal, e incluso de esa estructura autonómica. La gente que resiste en Podemos ha hecho un curso acelerado de Política y creación de partido y tiene claro que Podemos no sólo es suyo, que es su responsabilidad hacer que sea como soñaron que debía ser, cuando entraron.

Ese error te ha llevado de inicio por un mal camino, rodeándote de gente afín a ti, algunos serán lamebotas, otros arribistas y otros simplemente gente que te quiere y que te apoya sólo por ser tú. Has creado una burbuja a tu alrededor que te ha impedido siquiera pensar en qué es Podemos en realidad.

Eso fue amplificado por el ninguneo que todos reconocemos, críticos y menos críticos, incluso los que pueden llegar a odiarte. Oltra puede ser una imagen potente y necesaria para ganar en la Comunidad Valenciana, pero el Secretario General eres tú. Que se tenga la imagen de Oltra como cabeza de Podemos en la Comunidad, no solo no nos gusta, sino que nos perjudicará cuando lleguen las próximas elecciones.

Ahí debías haber buscado la solidaridad de todos. Una unión en algo que es transversal a todo Podemos en nuestra tierra y yo hubiera sido el primero que encabezase esa lucha, si hubiera hecho falta, pero te enrocaste y decidiste que tenías que tomar las riendas cuando así no funciona Podemos.

Consecuencia de ese enroque político es que tengas a gente como yo, que te aprecia como persona, en tu contra políticamente y aunque lo encierres todo en un grupo que puede ser el que tenga más posibilidades de hacer ese cambio de dirección, ese número de críticos ha ido creciendo de manera proporcional a todos esos pasos dados a llevar al partido por donde tú crees que debe de ir.

Habrá un día, después de nuestra Asamblea Valenciana, que seguramente será el día de mi adiós a la militancia en Podemos. He perdido una vida que debo recuperar si no quiero acabar mal. Si tu equipo gana, me gustaría que tuvieras estas cosas en cuenta para que no cometas los mismos errores y ese Podemos que todos soñamos un día pueda ser realidad. Si tu equipo no gana, seguirás siendo nuestro representante en las cortes.

La vida no tiene más secreto que ser feliz el tiempo que estemos en ella, Antonio. Me diste un consejo un día y hoy me permito darte yo a ti otro en caso de que no ganes la próxima ACV.

Céntrate en las Cortes y en formar a toda esa gente que hoy dices que está falta de experiencia. En Podemos no sobra nadie pero hay que encontrar los sitios adecuados para cada uno y el tuyo claramente es ése. La gente te lo agradecerá y, los que ahora puedes llegar a ver como contrarios a ti, verás cómo serán los primeros en empujarte a presentarte otra vez a nuestras Cortes Valencianas.

Desahogado y melancólico se despide de ti tu amigo.



Cristóbal Salido Rodríguez.