`

jueves, 16 de marzo de 2017

Podemos Riba-roja denuncia la compra de la voluntad de los funcionarios por parte del Equipo de Gobierno.

Ha pasado un mes desde la aprobación del polémico reglamento de productividades (Gracias a los votos de Ciudadanos). ¿En qué consiste un reglamento de productividades?, te preguntarás. Se trata de ‘premiar’ a los trabajadores del Ayuntamiento por diferentes conceptos, como cumplir el horario de trabajo, aportar alguna idea para mejorar el funcionamiento o ser amigo del Alcalde. ¡¿Como?! El Alcalde tiene un porcentaje reservado para poder dar ‘complementos por productividad’ a dedo, sin motivo.

Y poco han tardado en hacer uso de este nuevo reglamento. 18.012,47 € nos van a costar los complementos del mes de febrero. Pero esto no es lo único, hay un informe del área de intervención en el cual se enumeran todos los errores cometidos al dar estos complementos:


  • No existen informes que justifiquen objetivamente el pago de estos complementos.
  • No se ha comprobado si las horas extra que van a cobrar realmente se han hecho.
  • Algunas horas extra se pagan al 100% y otras al 50% sin que conste justificación de por qué esto es así.
  • Algunos trabajadores cobran por unos trabajos (puestos accidentales) que están haciendo otros (porque ya está el titular nombrado por resolución).
  • Aunque se aprobó en febrero, hay algunos complementos que se cuentan desde 11 meses atrás, o sea que está aplicando el reglamento con carácter retroactivo. 
  • Las productividad es un concepto especial, si se paga todos los meses, este complemento queda desnaturalizado ya que en ningún caso puede utilizarse para completar retribuciones.
  • En el presupuesto no existe consignación presupuestaria de 403.747,50 € (el máximo permitido por este plan) y si se continúa con este ritmo de gasto, el dinero se agotará en 4 meses.

Estos nos parecen los más graves pero hay más.

Por todos estos motivos, ha llegado la hora de pedir responsabilidades. Desde Podemos Riba-roja reclamamos la dimisión del concejal de personal, José Luís López Galdón, del PSOE – PSPV, responsable de las propuestas de complementos de productividades. Pedimos su dimisión por la absoluta falta de rigor y profesionalidad que demuestra al cometer tantos errores en un asunto que es de su directa competencia. Pedimos su dimisión por discriminar al personal del Ayuntamiento de Riba-roja. Además, si lo que quiere es subir los sueldos al personal, existen otras vías, pero no, ellos utilizan el complemento por productividad, que en cualquier momento se puede retirar, para someter al personal del Ayuntamiento.

Seguimos esperando los resultados de la Auditoría Laboral, ya que una auditoría pondría en evidencia todos los juegos sucios que el concejal, asistido por el alcalde, realiza en esta área (y los del anterior gobierno también). Además, esperamos que la auditoría deje una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) bien hecha, con un organigrama claro, dónde quede reflejada la jerarquización de las áreas municipales y la responsabilidad de cada puesto de trabajo, ajustando así la remuneración y los complementos a los niveles del puesto.

Una vez más vemos como el Equipo de Gobierno utiliza las instituciones para sus propios intereses, repitiendo las prácticas del Partido Popular, creando grupos afines dentro de la plantilla municipal.

Ahora si que hay una oposición real en el Ayuntamiento, que denuncia estas prácticas tramposas y manipuladoras. Podemos Riba-roja, mediante el partido instrumental Riba-roja Puede, seguiremos proponiendo mejoras reales para los vecinos de nuestro municipio.