`

miércoles, 1 de marzo de 2017

Riba-roja Puede vota en contra del manual de productividad por esconder remuneraciones a dedo

En el pasado Pleno Municipal el Pleno del ayuntamiento de Riba-roja de Túria aprobó con el voto favorable del PSOE, Compromís, EU y PP un nuevo Manual de Productividad Municipal, los concejales de Ciudadanos se abstuvieron y los de Riba-roja Puede votaron en contra.

La razón de nuestro voto en contra, es porque incluye un último programa de gratificación a funcionarios, denominado “Programa de Alcaldía”, en el que el Alcalde puede, al margen de los criterios objetivos plasmados en todo el manual y con los que estamos de acuerdo, otorgar a dedo un 10% del presupuesto de productividad. Manifestó Rubén Ferrer portavoz del grupo.

El equipo de gobierno, debido a las indicaciones de Riba-roja Puede, tuvo que quitar el programa 3 denominado de “Asistencia”, por el que, según el equipo de gobierno, los funcionarios debían cobrar un dinero extra por cumplir su horario e ir a trabajar. Sin embargo no quisieron retirar el programa de Alcaldía para mantener las gratificaciones a dedo y para ello consiguieron el siempre voto favorable del PP en esos menesteres.

Recordamos que esta forma de actuar fue duramente criticada por el anterior jefe de la oposición y ahora alcalde, Robert Raga, pero que sin embargo él ahora en el gobierno hace lo mismo que hacía Tarazona y mantiene las gratificaciones a dedo.

Desde Riba-roja Puede hemos venido a cambiar la forma de actuar en la política, y creemos que las gratificaciones a funcionarios siempre tienen que ser objetivas y repartidas por mérito y dedicación y no por amistad o peloteo. Añadió Ferrer.

Desde Riba-roja Puede queremos añadir que debemos criticar la labor informativa del equipo de gobierno municipal en sus notas de prensa, pues intenta confundir a la ciudadanía y a los funcionarios municipales haciéndoles creer que estamos en contra de gratificar por trabajos extras o por aportar mejoras del servicio, cuando nuestro voto fue en contra justamente para eliminar las gratificaciones a dedo.