`

jueves, 30 de marzo de 2017

RITA BOSAHO INSTA AL MINISTERIO DE SANIDAD A RESPONDER SOBRE LA CRECIENTE MEDICALIZACIÓN

Las diputadas del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Rita Bosaho y Marta Sibina, ambas representantes en la Comisión de Sanidad del Congreso han presentado una batería de cuestiones dirigida al Gobierno del Partido Popular para que el Ministerio de Sanidad se pronuncie sobre  la “medicalización” como fenómeno social y sanitario.

Según ha declarado Bosaho “es necesario contribuir a la información sobre los problemas derivados del uso de medicamentos, aportando elementos para un pensamiento crítico sobre el proceso actual de medicalización de la vida cotidiana en el que todos y todas estamos inmersos”.

Las parlamentarias manifiestan en su exposición de motivos que “la medicalización de la vida diaria se ha convertido en un fenómeno que no solo incrementa la demanda de los servicios sanitarios sino que, sobre todo, puede repercutir en un empeoramiento de la salud de la población al hacerles pasar por cascadas diagnósticas y terapéuticas innecesarias, así como incrementar las cifras de sobrediagnóstico y sobretratamiento”.

Asimismo, consideran que “la medicalización está estrechamente vinculada al lucro de las empresas que lo fomentan y a la inoperancia de los sistemas sanitarios y las instituciones que no orientan sus políticas públicas hacia la desmedicalización de los procesos que no deberían estar centrados en la asistencia sanitaria”.

Ante las dimensiones que va adquiriendo el problema, las diputadas Bosaho y Sibina han dirigido las siguientes preguntas al Gobierno:

¿Cuál es el posicionamiento del Ministerio acerca de la medicalización como fenómeno social y sanitario?

¿Considera el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que el abordaje de la medicalización como asunto de salud pública debería ser objeto de una campaña a nivel ministerial?

¿Se tienen datos epidemiológicos de los casos de sobrediagnóstico y sobretratamiento que puedan ocurrir en nuestro país?


¿Cuál cree el Ministerio de Sanidad, servicios Sociales e Igualdad que debe ser el marco de relaciones de los profesionales sanitarios con la industria farmacéutica?

¿Cuál es su postura acerca de la visita médica que se realiza en horario laboral en centros públicos con el fin de incrementar las ventas de medicamentos más allá de la evidencia científica?

¿Cuál es la postura del Ministerio acerca de campañas como All Trials que reclaman la total transparencia en la publicación de los resultados de los ensayos clínicos de medicamentos para tratar de atajar, de este modo, el sesgo de publicación que hace que una gran parte de los resultados de investigación no se publiquen, quedando esa parte del conocimiento oculta?

///////////////////////////////////////////////

RITA BOSAHO INSTA Al MINISTERI DE SANITAT A RESPONDRE SOBRE LA CREIXENT MEDICALIZACIÓN

Les diputades del Grup Parlamentari Confederal d'Units Podem-En Comú Podem-En Marea, Rita Bosaho i Marta Sibina, ambdues parlamentàries representants en la Comissió de Sanitat del Congrés han presentat una bateria de qüestions dirigida al Govern del Partit Popular perquè el Ministeri de Sanitat es pronuncie sobre la “medicalización” com a fenomen social i sanitari.

Segons ha declarat Bosaho “és necessari contribuir a la informació sobre els problemes derivats de l'ús de medicaments, aportant elements per a un pensament crític sobre el procés actual de medicalización de la vida quotidiana en el qual tots i totes estem immersos”.

Les parlamentaries  manifesten en la seua exposició de motius que “la medicalización de la vida diària s'ha convertit en un fenomen que no solament incrementa la demanda dels serveis sanitaris sinó que, sobretot, pot repercutir en un empitjorament de la salut de la població en fer-los passar per cascades diagnòstiques i terapèutiques innecessàries, així com incrementar les xifres de sobrediagnòstic i sobretractament”.

Així mateix, consideren que “la medicalización està estretament vinculada al lucre de les empreses que ho fomenten i a la inoperància dels sistemes sanitaris i les institucions que no orienten les seues polítiques públiques cap a la desmedicalización dels processos que no haurien d'estar centrats en l'assistència sanitària”.

Davant les dimensions que va adquirint el problema, les diputades Bosaho i Sibina han dirigit les següents preguntes al Govern:

• Quin és el posicionament del Ministeri sobre la medicalización com a fenomen social i sanitari?

• Considera el Ministeri de Sanitat, Serveis Socials i Igualtat que l'abordatge de la medicalización com a assumpte de salut pública hauria de ser objecte d'una campanya a nivell ministerial?

• Es tenen dades epidemiològiques dels casos de sobrediagnòstic i sobretractament que puguen ocórrer en el nostre país?


• Quin creu el Ministeri de Sanitat, serveis Socials i Igualtat que ha de ser el marc de relacions dels professionals sanitaris amb la indústria farmacèutica?

• Quina és la seua postura sobre la visita mèdica que es realitza en horari laboral en centres públics amb la finalitat d'incrementar les vendes de medicaments més enllà de l'evidència científica?

• Quina és la postura del Ministeri sobre campanyes com All Trials que reclamen la total transparència en la publicació dels resultats dels assajos clínics de medicaments per a tractar d'atallar, d'esta manera, el sentit de publicació que fa que una gran part dels resultats de recerca no es publiquen, quedant esta part del coneixement oculta?