`

martes, 30 de mayo de 2017

Esquerra Unida Verds de Aldaia denuncia que el gobierno socialista del Ayuntamiento incumple sus compromisos y actúa sin respetar la legalidad en materia de contratación pública.

En septiembre del 2015, el alcalde publicitó que la gestión de las nóminas del personal volvía a manos del Ayuntamiento y, a fecha de hoy, todavía la sigue gestionando la misma empresa privada bajo un contrato expirado, lo que supone incumplir la ley de contratación pública además de un fraude a la ciudadanía.

Al principio de la legislatura, poco después de asumir el cargo, el alcalde de Aldaia anunció públicamente que iba a re-municipalizar la gestión de las nóminas de personal, lo que redundaría en una ahorro de costes de este servicio del 20%. Este anuncio se produjo tras finalizar el contrato con la empresa privada contratada la legislatura anterior, buscando seguramente mostrar ante la ciudadanía que el nuevo gobierno socialista de Aldaia apostaba por la defensa de los servicios públicos y de los intereses colectivos. Sin embargo, dos años después de estos titulares, resulta que todo era y es falso e irregular.

Falso, porque durante los 24 meses siguientes al término del contrato, la misma empresa ha seguido confeccionando las nóminas del personal y facturando al Ayuntamiento unos 3.200 € mensuales. Irregular, porque el contrato con esta empresa expiró el 1 de julio del 2015 y no se ha realizado una nueva convocatoria pública para contratar este servicio de gestión de nóminas. En lugar de ello, se están troceando mensualmente los pagos. Pues la partida presupuestaria con la que se pagaba a esta empresa privada contratada la legislatura anterior también ha desaparecido del presupuesto del 2016 prorrogado (concepto “trabajos técnicos asesoría laboral” por valor de 44.000 €).

Juanjo Llorente, concejal de Esquerra Unida Verds de Aldaia, añade: “Si sumamos los 3.200 € mensuales que se paga a esta misma empresa, mes a mes, obtenemos una cantidad similar a la presupuestada inicialmente (43.200 frente a 44.000 €), lo que demuestra que la mentira del alcalde es doble: durante estos dos años de legislatura no ha re-municipalizado la gestión de nóminas, mientras que tampoco se ha rebajado el prometido  20% del coste de este servicio privatizado.”

“Dado que éste es un ejemplo más de una larga casuística de mala gestión municipal, dice finalmente Juanjo Llorente, aparte de recurrir a los escasos cauces jurídicos existentes para denunciar esta “irregularidad”, presentaremos próximamente una moción exigiendo al Ayuntamiento suscribir el Código de Buen Gobierno y de Buenas Prácticas que ya rige en las administraciones de la Generalitat Valenciana y se aplica a sus altos cargos”.