`

lunes, 12 de junio de 2017

PODEMOS ELX URGE AL CONSELL A PRESENTAR EL PLAN DE TRABAJO CONTRA LA ECONOMÍA SUMERGIDA APROBADO EN CORTS HACE MEDIO AÑO

Esta semana se ha cumplido el plazo de seis meses dado por Les Corts al Consell en una moción de Podemos aprobada por unanimidad que reclamaba este extremo.

El grupo parlamentario Podemos-Podem ha instado al Consell a presentar un plan de actuación de lucha contra la economía sumergida y el fraude promovido por el Círculo de Podemos Elx. Esta semana se ha cumplido el plazo de seis meses dado por Les Corts al Consell en una moción de Podemos aprobada por unanimidad que reclamaba este extremo.

La Comunitat Valenciana está por encima de la media española en estos parámetros y ha recordado que diversos estudios sitúan a Elche como uno de los municipios con más economía sumergida.

La economía sumergida se ha convertido en algo crónico, estructural y normalizado que algunos simplemente ignoran a pesar de que implica abandonar a su población a su suerte con la pérdida,  no sólo de los derechos laborales más básicos, trabajando en condiciones de miseria sin protección de ningún tipo, sino también la pérdida de derechos de ciudadanía, como el derecho a desempleo, la jubilación o la sanidad.

Es lamentable que alguien lleve trabajando toda su vida, no sólo sufre condiciones lamentables sino que deja de ser ciudadano y los que menos recursos tienen, los migrantes y las mujeres, son los protagonistas de este tipo de economía.

Pese a esta situación crónica y que tanto perjudica los ilicitanos e ilicitanas, en los últimos tiempos no sólo no ha habido un retroceso en los porcentajes sino que, como alertan sindicatos como CCOO y UGT,  de los sectores tradicionales como el calzado, el textil, la construcción, agricultura y la industria juguetera, la economía sumergida se ha ido extendiendo al comercio y servicios.

Asimismo hay que reforzar los controles de inspección pero también hay que impulsar desde el sector público las condiciones para que esas empresas pueden emerger. De cuestiones como ésta depende el efectivo cambio de modelo productivo que tanto necesitamos y afrontar una reindustrialización que no se base en que las empresas no se vayan a China porque ya no lo necesitan.

La moción aprobada en la que trabajó el Círculo de Economía y Empleo de Podemos Elx instaba a establecer un plan de actuación en coordinación con la Administración estatal en el que se solicite un aumento del cuerpo de inspectores de trabajo así como de inspectores de hacienda, igualando el ratio inspector/habitante a niveles de la media europea, impulsando la coordinación de las actuaciones de dichos cuerpos en materia de lucha contra la economía sumergida y el fraude, suscribiendo el convenio de colaboración entre la Generalitat y el ministerio de Empleo para la participación de la policía autonómica valenciana en las labores de lucha contra la economía sumergida.

Asimismo, se especificaba que este plan de actuación se debía contemplar, al igual que en otros sectores y áreas de nuestro país, medidas que actúen sobre los elementos específicos de nuestro modelo productivo y esté centrado en el afloramiento de la economía sumergida y el fomento del empleo estable de aquellos sectores en los que incide de mayor manera la precariedad laboral como en los sectores de la construcción, la hostelería, el calzado y el  citrícola.

También se planteaba intensificar las herramientas existentes de denuncia y habilitar otros mecanismos de denuncia anónima para garantizar la protección del denunciante y asegurar el cumplimiento de los derechos laborales impulsando la colaboración y el fortalecimiento de la acción sindical.

Plan integral de actuación sectorial 

La moción recogía el diseño, junto con los distintos agentes sociales y económicos, de un plan integral de actuación sectorial con la participación destacada de la administración local, favoreciendo iniciativas como cooperativas de trabajo asociado y la lucha contra la subcontratación ilegal y la potenciación de la organización y la especialización del tejido empresarial, apostando por la innovación y el aumento de valor añadido.

También preveía la puesta en marcha de una campaña de concienciación sobre sus graves consecuencias y el impulso de medidas para dignificar socialmente el papel devaluado e invisibilizado de muchos de los sectores tradicionalmente sumergidos como el trabajo doméstico, el aparado, etc. señalando su importancia en el modelo productivo de nuestra Comunitat y estudiando medidas para garantizar su cobertura en prestaciones sociales como el salario social.