`

jueves, 15 de junio de 2017

Vivir en La Coma, morir en el ghetto.

En el pleno del Ayuntamiento de Paterna se aprobó una moción reclamando a la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública un facultativo más en el Centro de Salud del barrio. También se solicito  un médico especialista en salud mental infantil. La moción por ser una necesidad y una mejoría para el barrio contó con el apoyo de todos los grupos políticos.

En la Junta de Barrio (JdB) de La Coma-Mas del Rosari la concejal de Participación Ciudadana y concejal del barrio, nos leyó la contestación enviada desde la Conselleria de Sanitat Universal i Salut:
“El ratio pacientes medico en el barrio de La Coma-Mas del Rosari es de 2.234 usuarios por cada médico, el MAYOR de toda la Comunidad Valenciana. También hay que tener en cuenta que la media de edad del barrio está por debajo de la media. Se enviara un nuevo medico cuando la disponibilidad presupuestaria así lo permita”.

Respecto a la petición de un facultativo especialista en salud mental infantil. No hay respuesta desde la Conselleria.
Y como dura poco la alegría en casa del pobre, ahora que tienen tarjetas solidarias en la lucha contra la exclusión social y para garantizar la autonomía personal, cierran el único comercio normalizado del barrio, el supermercado.

El barrio sufre el gobierno central y sus políticas austericidas para cronificar la pobreza, para castigar siempre a los más desfavorecidos. Sufre desde la autonomía con una dinámica burocratizada e insensible. Y desde el Ayuntamiento por una manifiesta incapacidad.

Señor Alcalde permítame que le diga: “Han pasado 2 años y el barrio de La Coma no ha mejorado, usted sí”.


Juan Enrique Palencia Maroto